IMPUTAN A MÉDICOS POR PRESUNTA NEGLIGENCIA EN LA MUERTE DE DIABÉTICO EN CHIMBAS

Tres médicos del Centro de Salud Báez Laspiur de Chimbas fueron formalmente imputados por homicidio culposo en el caso de Sergio Fabián Castro, un paciente diabético de 49 años que falleció tras esperar más de tres horas por atención médica. Se alega que la víctima fue enviada a casa en un estado crítico, desencadenando la indignación de la familia y suscitando sospechas de mala praxis. El fiscal Iván Grassi ha iniciado una investigación para esclarecer los hechos y determinar la responsabilidad de los profesionales de la salud en este trágico suceso.

En un trágico incidente que tuvo lugar el 26 de septiembre pasado, tres médicos del Centro de Salud Monseñor Báez Laspiur de Chimbas fueron imputados por el presunto delito de homicidio culposo tras la muerte de Sergio Fabián Castro, un hombre de 49 años con diabetes e hipertensión. Los profesionales de la salud, identificados como Andrés Mario Martínez, Rodolfo Fabián Lemos y Juan José Estévez, quedaron bajo investigación por su actuación en el caso, que se ha vinculado a posibles negligencias y falta de atención urgente.

El fiscal Iván Grassi, en colaboración con el ayudante fiscal Maximiliano Gerarduzzi de la UFI Delitos Especiales, formalmente imputó a los médicos este jueves por el delito de homicidio culposo. El juez Javier Figuerola ha habilitado la apertura de la investigación por un plazo de seis meses, aunque los profesionales de la salud continuarán en libertad durante el desarrollo del proceso judicial.

Según el testimonio de la esposa de la víctima, Érica González, Castro fue llevado al Centro de Salud Báez Laspiur después de sentirse mal a las 13 horas del fatídico día. A pesar de presentar síntomas graves, como temblores, dolor en el costado derecho del cuerpo y otros signos preocupantes, se alega que los médicos actuaron de manera negligente, proporcionándole solo atención inicial y, posteriormente, aconsejándole que regresara a su hogar, a pesar de su estado desesperante.

El delito de homicidio culposo imputado a los médicos conlleva una pena de 1 a 5 años de prisión, permitiendo la excarcelación. En este caso, el juez Figuerola ha decidido que los acusados permanezcan en libertad mientras avanza la investigación.

La denuncia sostiene que, a pesar de los síntomas graves de Castro y las recomendaciones iniciales de derivación a un hospital, el paciente permaneció más de tres horas en el Centro de Salud sin ser trasladado. Finalmente, cuando se solicitó una ambulancia, el servicio se demoró, y Castro falleció antes de poder ser trasladado al nosocomio.

La familia, consternada por la pérdida, sospecha de una posible mala praxis por parte de los médicos, quienes, según la versión de los allegados, actuaron con negligencia y falta de profesionalismo en la atención de Castro. La investigación continuará para esclarecer los hechos y determinar la responsabilidad de los profesionales de la salud en este lamentable suceso.

COMENTARIOS